¿Por qué es importante gatear?

Gatear

Gatear nos permite crear conexiones entre los dos hemisferios del cerebro. El bebé coordina sus movimientos de manera que el brazo derecho va sincronizado con el pie izquierdo y el brazo izquierdo con el pie derecho (patrón cruzado), ambos hemisferios trabajan de forma coordinada y es posible realizar movimientos en simultáneo con ambos lados del cuerpo, como por ejemplo pasarse un objeto de una mano a otra o tomar apuntes cuando estamos en clase.

Con el gateo se desarrolla la coordinación cerebral ojo-mano, estableciendo una distancia parecida a la que utilizará a la hora de leer y escribir. El niño al gatear mira al suelo para poner la mano o rodilla, converge y enfoca los dos ojos en un mismo punto a corta distancia.

Al tener movilidad desde pequeño, el niño empieza a planear cómo conseguir las cosas y cómo alcanzar determinadas posiciones. Esto es importante para la planificación motora, esencial para aprender posteriormente a andar en bicicleta o saltar.

Es un tipo de movimiento que ayuda a la integración sensorial y a la madurez del sistema nervioso.

Aguantando el peso de su cuerpo con las manos, el niño desarrolla la estabilidad de los hombros y la palma de la mano. Estos puntos son importantes para habilidades de una motricidad fina, como tomar el lápiz y dibujar que posteriormente tendrá que tener.

Al gatear el niño desarrolla la conciencia espacial, aprendiendo sobre el tamaño de su cuerpo. Con este movimiento el bebé va adquiriendo el sentido del espacio, de la profundidad y equilibrio, es importante para aprender a leer, escribir y para las matemáticas.

Fomenta el desarrollo de los hemisferios derecho e izquierdo del cerebro y las conexiones entre ambos. Ya que gatear requiere utilizar los dos lados del cuerpo.

La distancia en el gateo entre la cabeza y las manos es la misma que más tarde el niño aplique cuando se enfrente con la escritura. Este tipo de conexiones no sólo permitirá al niño desarrollar destrezas motoras y movimiento sino también el desarrollo de numerosas funciones cognitivas.

Gatear desarrolla la visión, el tacto, el equilibrio, la motricidad fina, la orientación espacial y el desplazamiento del cuerpo.
Gatear facilita la integración de información sensorial y de los sistemas visuales, vestibulares y propioceptivos. Es la clave de operaciones cerebrales como la lectura y escritura porque asienta las bases de una buena lateralización, determinación manual, ocular, auditiva y podal.

Muchos problemas a la hora de escribir o leer así como de fracaso escolar tienen su origen en dificultades oculares de convergencia, focalización y visión estereoscópica.

Anteriormente comentamos lo importante que es gatear para el posterior aprendizaje y, concretamente, para la lectura y escritura del niño.

¿Qué consecuencias puede tener si el niño no gatea?

  • Dificultad de coordinación mano – ojo
  • Problemas para el seguimiento con los ojos de una línea
  • Escritura ilegible
  • Problemas de concentración y motricidad gruesa

¿Cómo podemos fomentar el gateo?

  • Buscar un suelo seguro y acogedor.
  • No forzar a los niños aponerse de pie, puede crearle inseguridad si no esta preparado para ello.
  • Gatear persiguiendo un objeto (pelota, peluche…) es más efectivo que poner una alfombra para que gatee
  • Evitar los aparatos que retardan el desarrollo del movimiento (parques, taca tac…)
  • Entre los 16 meses y dos años se afianza la bipedestación. No pasa nada si el niño sigue alternando el gateo y la bipedestación, esto acelerará su organización cerebral

¿Y si nuestro hijo nunca gateó?

No pasa nada ya que el gateo también se integra. Existen programas y actividades que promueven estos ejercicios. Hoy en día en los colegios hay programas psicomotores que trabajan todas estas habilidades.

Cada vez más el profesional de la educación conoce y está formado para implantar estos programas en los centros escolares. Como tratamiento preventivo y trabajo encauzado a paliar las dificultades madurativas en los niños.

Algunos datos

• Doman afirmaba que “existe una relación muy estrecha entre ser capaz de arrastrarse, de gatear y de converger con la visión en un punto próximo”

Doman realizó un estudio sobre bebés en una tribu del Amazonas. Estos bebés que no podían gatear por el suelo por presencia de serpientes venenosas, insectos y otros animales peligrosos. Desarrollaron un sentido de la visión a larga distancia, focalizando más o menos a unos 15 metros. Sin embargo no eran capaces de hacerlo a distancias cortas (30 – 40 cm ) con lo que su capacidad de aprendizaje podía verse afectada.

• T. Aldrete decía que “el 95% de los niños que no gatean tienen problemas de lectoescritura. El 5% restante lo suple trabajando la manualidad. El gateo es un ejercicio preventivo para la lectura”.
• Estudios de optometristas afirman que el 98% de los niños con estrabismo no gatearon lo suficiente de pequeños.
• Con el gateo empiezan los primeros procesos corticales de lateralización. Uno de los hemisferios se convierte en dominante. Por ejemplo, podemos observar en niños pequeños cómo utilizan las dos manos para coger un objeto. Precisamente porque la orden llega de forma simultánea a los dos hemisferios. Cuando el nivel de organización cortical es mayor ya es capaz de coger el objeto con una mano.

No es un simple patrón de movimientos cruzados sino una información neurológica importante que tendrá una repercusión directa en toda el área motora, perceptual, sensorial y afectiva y como consecuencia a una correcta lectura y escritura.

El patrón del gateo se puede enseñar aún estando fuera del hito del desarrollo. Se debee desarrollar esa parte de nuestro crecimiento. Así pues con osteopatía pediátrica le damos una imagen al niño y en poco tiempo puede estar gateando, mostrandole una imagen del paso en ambladura y del paso cruzado, el niño sera capaz de simular ese movimiento para finalmente hacerlo por si mismo.
Fuente: logo vox.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Notice: Undefined variable: comment_form in /home2/superpolvorilla/public_html/wp-content/plugins/wordpress-gdpr 2/public/class-wordpress-gdpr-integrations.php on line 96

Ir arriba
¿Chateamos?
1
✅ ▷ ¡Hola! Me llamo Jose Luis y soy el Director del Centro de Osteopatía y Quiromasaje Body Perfect.

¡¡¡Bienvenido!!!

¿En qué puedo ayudarte?