Drenaje Linfático Manual o Masaje Circulatorio

Para saber que es lo más conveniente si Drenaje Linfático Manual o Masaje Circulatorio, debemos saber algunos aspectos previos. Nuestro cuerpo está provisto del sistema linfático que forma parte del sistema circulatorio y que esencialmente cumple dos propósitos: por una parte, realiza tareas de depuración, eliminando las toxinas y las sustancias desechables del cuerpo. La otra es la de protección, modulando la respuesta del sistema inmunológico contra bacterias, virus y otras sustancias extrañas que pueden llegar al interior del organismo. Es la primera de estas funciones la que se ocupa de impedir la acumulación de fluidos y de la absorción de grasas y vitaminas solubles del sistema digestivo y transferirlas al sistema circulatorio.

El Drenaje Linfático Manual o Masaje Circulatorio son técnicas que consisten en maniobras concretas, suaves y precisas con el objetivo de activar el sistema linfático y el circulatorio. Estas técnicas mejoran la función tanto de reabsorción del líquido intersticial como la conducción mediante sus vasos para su purificación y eliminación de las toxinas de la metabolización celular, entre otras.

Drenaje Linfático Manual, Una técnica con grandes beneficios:

La técnica de Masaje Linfático fue concebida por el Dr. Vodder a inicios del siglo XX y desarrollada por otros profesionales como Leduc. Su utilidad se ha visto demostrada en edemas de tipo traumático como de tipo circulatorio. También como tratamiento posterior a intervenciones quirúrgicas como mamoplastias (aumento de pecho), mastectomías, liposucción, lipolaser, lipoescultura, abdominoplastias, o cualquier otro tipo de cirugía. Así mismo está indicado para afecciones de tipo hormonal y particularmente para las del propio sistema linfático.

Los beneficios del drenaje linfático son diversos e importantes. Por un lado, ayuda a reabsorber líquidos estimulando el sistema linfático. Por otra parte, tiene un efecto antiinflamatorio y de reducción del dolor. También tiene efectos sobre el sistema inmunológico ayudando a mejorar las defensas del cuerpo. Produce un efecto de relajación, siendo recomendado para situaciones de nervios o estrés. En los procesos postoperatorios de las intervenciones de cirugía estética los masajes linfáticos contribuyen a acelerar la curación del tejido, evitando la aparición de edemas, disminuyendo la inflamación y el dolor.

Además de la activación del sistema linfático cuando se ha desacelerado o detenido en sus funciones, el drenaje consigue que la circulación sanguínea mejore significativamente. Esto ayuda a oxigenar mejor todas las estructuras, aportando nutrientes y eliminando las toxinas de nuestros tejidos. Previniendo la acumulación y la retención de líquido en las piernas.

Veamos cómo se realiza un masaje linfático manual:

El drenaje linfático manual siempre comienza con una estimulación de los ganglios linfáticos principales llamados Términus. De ahí hay que activar los ganglios secundarios para poder mover la linfa hacia estas áreas con mayor facilidad. Siempre hay que hacer un vaciado de proximal a distal. Es decir, habrá que vaciar los ganglios secundarios, para proceder a enviar a éstos la linfa de manera gradual del punto más cercano al ganglio, hasta el punto más alejado.

Es un tipo de masaje que se realiza de manera muy suave y sin ejercer una fuerte presión en el paciente, ya que no debe experimentar ningún dolor. De esta manera, la técnica se basa en presionar suavemente la piel del área a tratar sin hacer ningún tipo de fuerza y sin despegar el contacto de la mano del terapeuta con la piel del paciente. Se hará mediante movimientos suaves, con un ritmo constante y aplicando una maniobra específica en cada área del cuerpo.

Veamos a continuación las maniobras básicas empleadas en un masaje linfático:

Estimulación de ganglios: El objetivo de la maniobra es aumentar el movimiento de la linfa en los ganglios linfáticos y así vaciarlos, para permitir el nuevo llenado. Se realiza un movimiento de rotación-tracción con una presión suave iniciada por el dedo índice y seguida por los demás dedos excepto el pulgar.

Maniobra de reabsorción: Con ella se intenta variar la presión alrededor del capilar linfático y favorecer la captación de las macromoléculas proteicas, debido a la apertura en la membrana y a la captación del líquido intersticial, lo que provocará una reducción del edema y un descenso de la presión intersticial. Se inicia con el borde cubital del quinto dedo, y progresivamente se unen los demás dedos y la palma de la mano. Se realiza un movimiento de estiramiento, presión mínima y rotación de toda la mano

Maniobra de evacuación o llamada: Se realiza en la zona sana, la que recibirá el drenaje. Provoca una movilización ascendente de la linfa situada en los colectores, gracias a un aumento de sus contracciones. Primero se realiza un movimiento de contacto, después de estiramiento y, por último, de tracción. Esta maniobra requiere el movimiento de todo el cuerpo, pero sobre todo de la extremidad superior. Cuando se inicia la presión se pasa de una abducción inicial a una abducción final del codo y una rotación de la articulación de la muñeca.

Tenemos también una serie de movimientos dependiendo de la zona a tratar, aunque en el Centro Body Perfect pensamos que la mejor manera de realizar un drenaje linfático manual es activando todos los ganglios linfáticos repartidos por todo el organismo.

Movimientos principales de las maniobras en el drenaje Linfático:

Círculos fijos: se aplica en nuca, ingles, codos, rodillas o pies y consiste en movimientos con la muñeca mientras los dedos del técnico están en una posición fija.

Bombeo: Se utiliza en muslos, piernas o brazos y consiste en realizar un giro empujando la piel en una dirección para a continuación repetir el proceso en dirección inversa.

Giros: adecuada para la zona lumbar, el vientre, la espalda o el pecho y en este caso el especialista apoya y gira la palma de la mano y los dedos en la zona del cuerpo a tratar. Con esta maniobra se dirige la linfa hacia los ganglios secundarios.

Casos en los que un masaje linfático está recomendado:

Esta técnica se recomienda en pacientes con linfedemas de origen oncológico. Siempre que no estén en tratamiento con radio o quimio terapia. También para personas con edemas producidos por distintas causas como problemas renales, embarazo o menstruación. De igual modo se recomienda este masaje para tratar las varices, la celulitis o las piernas cansadas, o para pacientes con fibromialgia. Además de los anteriores existen muchos motivos más en los que un masaje linfático es adecuado:

  1. Ansiedad, estrés, migrañas, cefaleas o vértigos
  2. Edemas, retención de líquidos, hematomas
  3. Trastornos digestivos
  4. Hipertensión
  5. Enfermedades respiratorias
Casos en los que un masaje linfático no está recomendado:

El drenaje linfático manual también presenta contraindicaciones relativas o absolutas. Hay ciertos casos y patologías en las que debe hacerse con precaución o directamente no realizarse, ya que los efectos sobre la salud del paciente podrían ser contraproducentes. Esto pueden ser casos de infecciones agudas, tumores malignos en estado avanzado, edemas linfodinámicos, flebitis, trombosis o tromboflebitis o insuficiencias cardíacas.

Por otro lado, aunque sí está recomendado en pacientes con varices, se precisan conocimientos adecuados de anatomía. Para poder aplicar las técnicas de drenaje linfático sin dañar las venas afectadas, hay que ser muy preciso, ya que un masaje mal aplicado puede tener repercusiones negativas para las varices. Aunque está demostrado que, aplicados en los casos adecuados y de forma correcta estos masajes son muy beneficiosos.

Contraindicaciones absolutas y relativas del Masaje Linfático:

Absolutas:
1. Flebitis, trombosis, tromboflebitis.
2. Insuficiencia cardíaca descompensada.
3. Afecciones de la piel como eccemas agudos.
4. Pérdida importante de proteínas, como son los edemas renales, hepáticos, o la insuficiencia alimentaria grave.
5. Infecciones agudas: la vía linfática puede propagar cualquier infección.

Relativas:
1. Tumores malignos.
2. Asma bronquial y bronquitis asmáticas agudas.
3. Varices o telas de araña.

Nuestros terapeutas pueden ayudarte a saber que es lo que te conviene, si Drenaje Linfático Manual o Masaje Circulatorio. Así que no esperes más y recuerda lo que siempre te decimos, “Ponte en Buenas Manos”. Puede pedir tu cita en nuestro Centro de Osteopatía y Quiromasaje Body Perfect de Vallecas Villa, en el 676 276 209 o en el siguiente enlace. www.centrobodyperfect.com/calendario

Ir arriba
¿Chateamos?
1
✅ ▷ ¡Hola! Me llamo Jose Luis y soy el Director del Centro de Osteopatía y Quiromasaje Body Perfect.

¡¡¡Bienvenido/a!!!

¿En qué puedo ayudarte?